Seguridad y práctica clínica

Sin consultar más estadística que la que aporta el ojo de buen cubero de un enfermero con sus ciertos años de experiencia (que no son pocos), creo que no me equivoco si afirmo que la mayoría de nosotros hemos pasado al menos una vez (si no más) por la desagradable experiencia de sufrir un pinchazo con una aguja usada. La incorporación de dispositivos de seguridad a las jeringas de heparina, lancetas, catéteres, etc y la asunción de una cultura positiva de seguridad ha contribuido a reducir este riesgo, pero la amenaza sigue ahí de una u otra forma.

image


Nuestra práctica profesional requiere el manejo habitual de plumas de insulina que, por frecuencia de uso, carga de trabajo, falta de medios o puro descuido (porque también hay que reconocer los errores) a menudo se ven implicadas en los accidentes laborales con riesgo biológico.

Desde la distancia sigo colaborando con proyectos que merecen la pena y con profesionales que se interesan por nuestra salud y opinión especializada a la hora de diseñar un nuevo dispositivo de seguridad. La propuesta de Needle Removal Pen (@nrp_es), todavía en fase de desarrollo, promete aportar un valor añadido al producto: portabilidad, polivalencia, manejo con una sola mano, depósito del material usado…

Tu experiencia cuenta. Nos cuentas tu opinión sobre el diseño?

Anuncios
La redacción en entornos académicos

La redacción en entornos académicos

Y después de dos años y medio, llegamos al final del camino (o al principio, según como se mire). A redacción en contronos académicos: dificultades e suxestións forma parte de mi proyecto de fin de máster y resume gran parte de lo aprendido sobre el diseño tecnopedagógico en e-learning.

Publicado en gallego y bajo licencia Creative Commons, el curso aborda el aprendizaje de las técnicas básicas para la redacción y presentación de trabajos en entornos académicos y la citación de fuentes. Incluye ejercicios prácticos para la construcción de referencias bibliográficas según la norma APA o Vancouver y un examen final para la autoevaluación de conocimientos.

Portada curso copy recortada Sigue leyendo

Lost in translation (o el procesamiento del lenguaje natural)

Hace unos días, un amigo me recordaba la importancia de cuidar la selección de tags a la hora de publicar una nueva entrada en el blog. Y es que a veces olvidamos que en el proceso de comunicación e intercambio de información en la sociedad-red existe un elemento interpuesto -la máquina- que opera con reglas distintas a la hora comprender y (re)producir el lenguaje natural (inherentemente ambiguo y abstracto). Lingüistas y programadores informáticos intentan modelar este lenguaje desde un punto de vista computacional para diseñar mecanismos que permitan la comunicación efectiva entre hombres y máquinas. A pesar de los enormes progresos en campos tan diversos como el reconocimiento del habla o la traducción automática, los errores de interpretación continúan dificultando el almacenamiento y recuperación de la información volcada en internet.

La adecuada asignación de etiquetas a nuestros textos (todos un arte de categorización y síntesis) reduce la pérdida de información al aclarar a los procesadores cuál es la naturaleza exacta de los contenidos.

De forma análoga a como las bibliotecas convencionales han clasificado y catalogado tradicionalmente las publicaciones, las bases de datos computerizadas indexan los textos en función de etiquetas o descriptores de contenido que facilitan a los usuarios la búsqueda y recuperación de información. Estas palabras o grupos de palabras, organizadas según una metodología que permite establecer relaciones entre conceptos, funcionan como una especie de filtro que conecta los intereses de los investigadores con los contenidos particulares de cada documento. Así pues, la selección de palabras clave se revela como un punto de vital importancia a la hora de divulgar los resultados de una investigación y no puede ni debe basarse en la asignación aleatoria de vocablos del lenguaje natural. El lenguaje normalizado, que establece equivalencias entre distintos idiomas y se estructura jerárquicamente relacionando categorías de conceptos, permite a los autores almacenar, recuperar y compartir la información con el término exacto utilizado para describir el contenido de su documento.

La Biblioteca Virtual de la Salud de BIREME, centro especializado de la OPS/OMS, cuenta con un Tesauro de Descriptores en Ciencias de la Salud (DeCS) desarrollado a partir de los MeSH de la Biblioteca Nacional de Medicina de los EEUU (los que utiliza PubMed) con el objetivo de facilitar el uso de una terminología común para realizar las búsquedas de contenidos en tres idiomas (español, portugués e inglés). Con la expansión de Internet, y el número de potenciales puntos de acceso a la información creciendo exponencialmente, el uso de este vocabulario estructurado puede resultar de gran utilidad para aumentar la visibilidad de nuestras publicaciones.